Traza gobierno de CDMX nueva cultura de rendición de cuentas

Boletín #18
05 de mayo de 2016

Para continuar con el fortalecimiento del régimen de rendición de cuentas con transparencia de los servidores públicos del Gobierno de la Ciudad de México, la Contraloría General, de forma inmediata, ha construido un esquema de declaraciones que proyecta una nueva cultura del quehacer público.

La estrategia implementada en 2015 de prevención del conflicto de intereses en la Administración Pública de la ciudad, que incluyó la presentación de la Declaración de Intereses, este año se verá reeditada a través del programa “3 contra la Corrupción”.

A través de Políticas de Actuación expedidas por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y sus respectivos Lineamientos, se incorpora lo relativo a la declaración de información patrimonial, de intereses y fiscal con un nuevo enfoque y recopilación de mayor información adicional que enriquece la rendición de cuentas de los Servidores Públicos de la Administración Pública de la CDMX.

En 2016, y en tanto se publican las leyes generales y locales en materia de responsabilidades y anticorrupción, el gobierno capitalino estima necesario realizar ajustes a su actual normatividad sobre la declaración de Intereses, de Situación Patrimonial y de información Fiscal, a efecto de fusionarlas, acrecentar su difusión y requerir mayores datos e información sobre ingresos.

Adicionalmente, entre las acciones relevantes del programa “3 contra la Corrupción” se encuentra el cumplimiento al compromiso del Jefe de Gobierno que asumió ante la ciudadanía de presentar su declaración en la Plataforma denominada “3 de 3”; compromiso que fue asumido de forma conjunta por el Gabinete legal, motivo por el cual el Gobierno de la CDMX hace del conocimiento que dicha información obra en la plataforma ciudadana referida.

Cabe destacar que la Ciudad de México es el primer gobierno que contará con versiones públicas de las tres declaraciones, con base en los formatos de la iniciativa “3 de 3”.

Se informa que, durante este mes, los servidores públicos que se encuentren obligados, deberán presentar sus tres declaraciones ante la Contraloría General, estableciendo un nuevo paradigma en la administración pública.